Categorías
Información Varios

El Partido Feminista de España: cronología de su última oleada tránsfoba

En las pasadas semanas hemos vivido la desvergüenza del Partido Feminista de España (PFE), el cual ha mostrado nuevamente que la intolerancia se ha adueñado de los espacios gubernamentales para esparcir su mensaje de odio, basado en la desinformación y la podredumbre mental. Siempre han mantenido una línea bastante distante con respecto al feminismo pero esta vez han metido tan profundo el pie en el fango, que se han ganado el desprecio de muchos colectivos y alguna que otra denuncia.

Si te has perdido dentro de este vaivén de tweets, comunicados y transfobia, no te preocupes. Aquí en GenderLens hemos recopilado de forma cronológica toda la información que necesitas para ponerte al día:

Un mensaje salvaje apareció

2 diciembre 2019 – Toda esta historia comienza con Elsa, una niña trans de ocho años. La menor dio un discurso en el IV Pleno Escolar contra el acoso por LGBTIfobia celebrado en la Asamblea de Extremadura. En un emotivo escrito, hablaba de su experiencia personal e instaba a los políticos a luchar contra las oposiciones de aquellos que buscan silenciar su realidad y la de otres niñes trans.

5 diciembre 2019 – A partir de la viralización del vídeo de Elsa, el Partido Feminista de España no perdió el tiempo. Generó un comunicado oficial en el que aseguraba que tomaría medidas legales por «la falta de protección psicológica de este menor, que pertenece a sus padres y al estado».

Empieza la guerra

Las respuestas no se hicieron esperar. Las redes sociales explotaron en un conflicto donde el tiempo corría a favor del PFE. El mensaje tránsfobo calaba rápido entre la gente debido a la desinformación general sobre la realidad y la infancia trans. Desde las cuentas transactivistas y de feministas transinclusivas, no daban a basto para desmentir las injurias vertidas desde el partido y otros posibles focos de falsedades.

Y no les faltaba razón en hacerlo. Aparte de tratar en masculino a la pobre niña, el PFE realizó amenazas contra sus padres y lanzaron una bomba al colectivo LGTBIQ+, al cual nombran como «lobby gay». Acusaron a los miembros del colectivo de ser los principales promotores de los vientres de alquiler y la perversión del género entre los menores de edad. También insiste en que se busca la «sustitución» de la mujer como sujeto del feminismo. Todo esto bajo la firma de la propia Lidia Falcón, la presidenta del partido, quien es muy conocida por otras declaraciones deleznables contra las personas trans.

Lidia Falcón en un «curso de feminismo».

6 diciembre 2019 – Es natural que la respuesta por parte de las asociaciones trans no se hiciera esperar más. La Confluencia trans, que abarca asociaciones como son Chrysallis, ATA- Silvia Rivera o Plataforma trans, iniciaron una recogida de firmas para solicitar la expulsión directa del PFE. Muches arremetieron contra el colectivo trans mientras se esperaba una respuesta por parte de IU, partido bajo el cual se encuentra amparado el Partido Feminista de España. Los ánimos estaban candentes y no se obtenía respuesta. Pocos fueron los miembros de Izquierda Unida en condenar de forma inmediata el escrito, pero uno de ellos fue Carlos Sánchez Mato, quien es responsable de políticas económicas del partido:

Una respuesta tibia

7 diciembre 2019 – No fue sorpresa para nadie que ningún otro alto cargo del partido saliera a desmarcarse de las palabras vertidas por Lidia Falcón. Sin embargo, se lanzó un comunicado desde ALEAS-UI, Área de políticas LGTBI de IU. En el escrito, se desmarcaban por completo de las declaraciones emitidas por el Partido Feminista de España, con quien recordemos comparten espacio dentro de Izquierda Unida. Llegaron a instarles a retractarse de sus palabras o se tomarían «acciones internas»:

Esta respuesta fue, cuanto menos, liviana en comparación con la repercusión que había tomado el asunto. Las asociaciones LGTBIQ+ salieron quejándose de esta reacción tan comedida, mientras que les activistas trans no dábamos crédito. Contadas agrupaciones feministas secundaron el discurso de odio hacia las personas trans tanto en la Comunidad de Madrid como en otras partes de España.

8 diciembre 2019 – Para colmo, nada tardaría en llegar la respuesta por parte del PFE, donde lo calificaban como una «nueva agresión del lobby gay contra el Partido Feminista»:

De agresor a victima en un par de tweets

12 diciembre 2019 – A estas alturas, todes en las redes podían ver de forma clara el ataque transfóbico y LGTBIfóbico que estaba realizando el Partido Feminista. Esto ocasionó que los apoyos de los cuales disponía cada vez fueran más contados. Múltiples asociaciones feministas a lo largo de la geografía española se desentendían de estas declaraciones.

Tal era el apoyo masivo que estaba recibiendo el bando LGTBIQ+ que Lidia Falcón y sus «acólites» tomaron una acción radicalmente opuesta: pasaron de ser quienes lanzaban el odio sin ton ni son a ser las victimas de todo el «acoso» que estaban recibiendo por las redes. Usaron como excusa el uso del termino «TERF», aunque este definiera a la perfección la naturaleza de les integrantes del partido:

Mientras se llenaba la cuenta de Twitter del Partido Feminista y sus miembros con tweets como el que vemos arriba, publicaron otro comunicado. En esta ocasión, arremetieron directamente contra la Ley Trans Estatal, la cual las personas trans hemos estado pidiendo por muchos años y con mucho esfuerzo. Una de las críticas fuertes fue hacia el reconocimiento de la figura del progenitor gestante. No debemos olvidar que los hombres trans también pueden quedarse embarazados y con el sistema actual quedan desamparados ante la posibilidad de tener descendencia. Además culpan nuevamente al colectivo de fomentar los vientres de alquiler y de considerar a las mujeres «prescindibles», entre otras muchas barbaridades:

El tema llega a los juzgados

Como era de esperar, estas palabras avivaron todo tipo de reacciones. Las más virulentas tuvieron que ver con las acusaciones vertidas sobre el colectivo LGTBIQ+ y, en especial, al colectivo trans. Otras se centraron en una falta de respeto especialmente indignante. En el escrito nombra y pone «de su parte» al fallecido drag queen, activista LGTBIQ+ y feminista Shangai Lily. Otras quejas iban dirigidas a otres activistas del colectivo que no se habían ni se han pronunciado. Algunas de ellas pueden ser Carla Antonelli (PSOE) o la propia Federación Estatal LGTB.

Pero la más contundente respuesta hasta la fecha es la tomada por la Plataforma trans, cuya cabeza visible es la famosa transactivista Mar Cambrolle. Esta asociación trans interpuso una denuncia ante la Fiscalía contra los Delitos de Odio.

Por su parte, desde el Partido Feminista de España anunciaron que preparán «una acción judicial por varios delitos de odio contra los colectivos y las personas que nos han insultado, agredido verbalmente y amenazado en estos últimos días». Esto no evitó que la opinión de parte del público general se polarizara a favor nuevamente del PFE.

Debemos detenernos un momento a analizar la principal baza del «éxito» del PFE: la infancia trans. Como comentamos antes, es un tema del cual la población general no tiene los conocimientos e información suficientes. De esta manera, consiguieron abrir una puerta a la incomprensión y el repudio hacia las personas trans, en especial a la infancia. Le sacan una rentabilidad inmensa a esta problemática, como podemos ver en estos tweets apoyando al partido:

La complicidad de los medios

16 diciembre 2019 – Pasados diez días del inicio del conflicto y con denuncias interpuestas por Delito de Odio, cualquiera pensaría que la mejor opción para Lidia Falcón y su partido era mantener un perfil bajo para intentar solventar el vendaval de críticas. Pero estamos hablando de un partido con una influencia tal que ha conseguido esparcir aún más la repulsión que tienen por la diversidad.

En el periódico digital Público.es, aparecía un escrito de la propia Lidia Falcón, arremetiendo contra la Ley Trans, en donde vuelve con los mismos argumentos manidos de los escritos pasados. Es un texto cargado de transfobia, en donde no respeta el derecho a la existencia de las personas trans, y pretende continuar la linea de discurso de los pasadas publicaciones. De este texto podemos extraer joyas como:

«Avanzando en influencia cultural y política los lobbies de gays, homosexuales, lesbianas y transexuales que pretenden fabricar niños a su medida en los vientres de otras mujeres, de las que disponen como si se tratara de ganado, nos han llevado a la situación esperpéntica de que se pretenda que únicamente por la declaración de sentirse mujer cualquier hombre pueda ser considerado tal sin necesidad de que tenga que someterse a tratamientos médicos ni quirúrgicos.»

Lidia Falcón, La inaceptable Ley Trans, Público a 16/12/2019

Resulta sorprendente encontrar este artículo en dicho medio digital, siendo que a fecha del nueve de diciembre, escribieron un duro artículo contra el PFE y sus posturas tránsfobas. Ningún medio de gran alcance a nivel nacional ha permitido a ninguna asociación o persona trans poder contradecir estas acusaciones. Esto crea una ventaja del Partido Feminista sobre aquellas personas que han sufrido su campaña de acoso y derribo. La impunidad de sus acciones es tal que se permiten seguir cometiendo actos tránsfobos por sus redes sociales:

¿Que más va a pasar? Ahora toca esperar

A expensas de posibles declaraciones o nuevos comunicados, esta es toda la información de la que se dispone hasta la fecha. En GenderLens nos comprometemos a completar, en la medida que nos sea posible, esta entrada según vayan surgiendo nuevos datos.

Muchas gracias por elegirnos para informaros sobre este conflicto que trae de cabeza a la comunidad trans. Sabemos que es un tema algo denso pero esperamos que hayan encontrado toda la información más relevante a su disposición. Pueden dejarnos mensajes o comentarios si ven que nos ha faltado algún dato importante o si quieren expresarnos su opinión sobre este tema. Esperamos poder traerles nuevos artículos más positivos en un futuro próximo. ¡Hasta pronto!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *