Categorías
Información

Transfobia invisibilizada, ¿o no tanto?: No me gusta tu género, me gustan tus genitales

Como todos sabemos, en Internet podemos encontrarnos todo tipo de ideologías, pensamientos, posiciones políticas y un montón de fotos de gatos. También es sabido que todas las temáticas polémicas son cíclicas: es decir, se puede estar montando la tercera guerra mundial por cualquier asunto, que en algún momento se olvidará y, en cuestión de semanas o meses, se volverá candente el tema y volveremos a ver lluvia de acusaciones.

En el caso de las personas trans, uno de los temas principales de discusión es la oposición que muestran algunas personas cis a aceptar que son tránsfobas por despreciar a las personas trans en las relaciones sexuales y sentimentales. Vamos a explicar esto a fondo en nuestra nueva sección: Transfobia invisibilizada, ¿o no tanto?

Advertencia: hay ciertos conceptos que pueden encontrar en este escrito que quizás no conozcan. En caso de que sea así, no se preocupen porque tienen el «glosario» donde podrán encontrar toda la terminología que tenemos disponible. Las palabras importantes estarán remarcadas en negrita. Iremos ampliando conceptos con el tiempo. Ahora si, empezamos con el artículo.

explicación de primero de transfobia

Vamos a poner un pequeño ejemplo: si te atrae alguien que acabas de conocer, quieres mantener relaciones sexuales con tu acompañante y, cuando descubres que es trans, ya no sientes la misma atracción o te genera indignación… ¡Enhorabuena, eres una persona tránsfoba!

Es un concepto simple pero que muchas personas cis no son capaces de asimilarlo porque se niegan a aceptar su propia transfobia. Esto pasa sobre todo con hombres cisheteros y las «feministas» transexcluyentes o TERFs. Llegan a tal punto de desinformación que afirman que solo son «gustos personales», «que les estamos obligando a acostarse con personas trans para validar nuestra identidad» o que «a las personas les atraen los genitales, no los géneros».

Esta última afirmación resulta la más repetida dentro de los discursos de exclusión hacia las personas trans. Hay ciertas nociones básicas que son necesarias para entender porque esta frase resulta completamente tránsfoba de principio a fin: Sexo biológico y Género

Teniendo en cuenta estos dos conceptos pasamos a analizar la frase en si:

Como podemos observar, hay una corriente que reduce a las personas a meros genitales. Resulta que ahora no salimos con hombre, mujeres o personas no binarias, sino con vulvas y penes, según afirman las personas contrarias a reconocer su transfobia. Es necesario recordar que el sexo biológico en ningún caso determina la identidad de las personas y no debe imponerse la combinación cisexual como modelo de «normalidad biológica».

Tanto los géneros binarios como las personas no binarias no dependen de una norma biológica, tal y como

Aún así, vamos por un momento a «darles la razón». En el hipotético caso de que a alguien pueda gustarle exclusivamente un tipo de genital, debería ser así con todas las personas que lo posean. Por ejemplo: si a una persona le gustasen solo los penes, deberían interesarle los hombre cis, las mujeres trans y las personas no binarias que lo posean. Con este punto podemos demostrar que este argumento es realmente endeble. Normalmente cuando se les explica este razonamiento, la mayoría concretan que solo les atraen en caso de las personas cis, dejando al descubierto su transfobia.

La misma pelea pero en el colectivo

Tenemos que confesar que no hemos sido del todo sinceros cuando dijimos quienes se oponían a aceptar nuestra realidad. También podemos encontrar oposición por parte de gays y lesbianas, quienes acusan a las personas trans de homofobia y lesbofobia por mostrarles que existen otras realidades fuera de cisnormatividad.

A medida que aumenta nuestra visibilidad, encontramos mayor resistencia por parte de otros miembros de la comunidad arcoiris. Se han puesto de moda términos como «Gold/Platinum Star Gay/Lesbian». Con ellos se desprecia a quienes tienen relaciones con personas trans, siendo esto altamente discriminatorio. También recibimos rechazo al entrar a ciertos locales de ambiente, en donde solo se permiten personas cis. Por no hablar de que podemos encontrarnos insultos, vejaciones y altas dosis de desprecio en aplicaciones para encontrar pareja como Tinder o Grindr. Esta situación resulta cada vez más incomoda y encima tiene un problema añadido:

En los colectivos LGTBIQ+ no están teniendo en cuenta estas tendencias
Éstas son algunas de las peticiones para eliminar la T por parte de miembros de la propia comunidad LGTBIQ+ que podemos encontrar en Change.org

La desigualdad existente se incrementa creando espacios no mixtos, que a priori son más seguros para las personas trans, pero que aíslan de nuestra realidad al resto de les integrantes. La desinformación sobre estas conductas dentro de las asociaciones es tan palpable que puede resultar en el abandono de la misma por parte de las personas trans al sentirse desprotegidas e invisibilizadas frente a otras letras con más componentes.

No hay que olvidar que muchos de estos espacios pueden estar compartidos con TERFs que pertenecen al colectivo y que supone un problema evidente de filtros de seguridad. Hasta tal punto es desprestigiado el colectivo trans que existen iniciativas con miles de firmas para expulsar a la T de las asociaciones y del colectivo. Claramente esto es un acto de desprecio y odio hacia nosotres simplemente por ser quienes somos, es decir, transfobia en estado puro.

¿Es transfobia o simplemente son gustos personales?

Como hemos dejado claro en el artículo, la respuesta es transfobia. No cabe duda que todos podemos ser libres de elegir quien nos atrae y, por supuesto, nadie ha presionado a otra persona para salir con personas trans si esta no le atrae desde un primer momento. Lo que si reivindicamos es la necesidad de una deconstrucción por parte de las personas cis para que todas estas actitudes transfóbicas sean parte del pasado.

Nos vemos en la obligación de señalar al propio colectivo LGTBIQ+, quien cada vez más discrimina a las personas trans escudándose en la opresión que sufren por parte de la sociedad cisheteronormativa. Es en este punto donde las asociaciones Trans están realizando una labor encomiable para luchar contra esta discriminación injustificada y ofreciendo formación a todos aquellos que quieran conocer sobre nuestra realidad y respetarnos.

Y hasta aquí este escrito. Desde Genderlens agradecemos a las personas que marcan la diferencia y saben escuchar y respetar a las personas trans . Si quieres comentarnos algún caso particular o tratar cualquier tema, pueden hacerlo pulsando el botón «contacta» o escribiendo un comentario. Esperamos que les haya gustado. ¡Hasta pronto!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *